¿Qué es la MOSCA BLANCA?

La Mosca Blanca prolifera en climas templados y húmedos, por lo que surge sobre todo en las épocas del año más calurosas (primavera y verano). Físicamente es muy pequeños, mide entre 1 y 3 milímetros y entre su familia pueden distinguirse más de mil especies diferentes.

Es un insecto que una vez ha aparecido es muy difícil de controlar, ya que su ciclo de vida está en torno a los 10 y los 30 días.

Durante estos pueden llegar a reproducirse en varias ocasiones poniendo entre 80 y 300 huevos cada vez, por lo que su proliferación es muy rápida.

La mosca blanca ataca a las plantas a través de su aparato bucal succionador con el que se alimenta de la savia de estas. Las debilita tanto que incluso si no se controla acaba matando dicha planta.

¿Por qué SALE mosca blanca en nuestras plantas?

La mosca blanca se disemina principalmente a través del viento, con un vuelo corto, rápido y directo a la planta, otra de las principales causas de su aparición son las condiciones de humedad y temperatura por eso es mas habitual verlas en primavera y verano y no tanto en las épocas de frio como son el otoño y el invierno.

La mosca blanca es muy frecuente en los cultivos de invernadero donde las condiciones de temperatura y humedad son estables, pudiéndose dar durante todo el año. Por suerte la plaga es menos dañina en jardinería, concentrándose su periodo de actividad solo en la primavera y el verano (zona mediterránea).

En climas más cálidos (Canarias, Centroamérica…) la situación se puede prolongarse durante todo el año, siendo una plaga muy persistente.

¿Cómo AFECTA la mosca blanca a nuestras plantas?

Los síntomas del ataque de la mosca blanca son similares a los producidos por otras plagas como pulgones o cochinillas. La perforación de los tejidos provoca decoloraciones (puntos o manchas cloróticas por la perdida de clorofila) que posteriormente acaban con el secado y caída de las hojas. A menudo, además, da lugar a hojas retorcidas o deformadas, cubiertas por una melaza brillante y pegajosa (fruto de su alimentación).

Esta melaza azucarada también genera otros problemas indirectos como el de las hormigas, ya que estas son atraídas por este dulce manjar y verás un ir y venir constante entorno a las plantas causadas por la melaza. Como veis las hormigas también están estrechamente ligadas a esta plaga.

Y si te parecía poco, para complicarlo aún más,  la negrilla puede aparecer en cuestión de días siendo otra de las consecuencias de este residuo. Con las condiciones favorables de humedad, el hongo oportunista aprovechará la ocasión para situarse sobre las hojas pegajosas agravando más aun esta delicada situación en nuestras plantas o cultivos.

¿Cómo ELIMININAR la mosca blanca de forma natural?

DEPREDADORES DE LA MOSCA BLANCA

El Nesidiociris ( Cyrtopeltis). Es una chinche depredadora generalista autóctona aunque a menudo se la encuentra asociada a la presencia de las dos especies más importantes de mosca blanca en los cultivos hortícolas. Aparece de manera espontánea en los invernaderos de tomate donde es el agente de control biológico más utilizado. Tiene la particularidad de que presenta también hábitos fitófagos por lo que en ausencia de presa, puede picar el tomate y provocar lesiones que devalúan la calidad del fruto. Depreda preferentemente huevos y larvas pinchando con su estilete y succionando los jugos internos y dejando el tegumento. También se alimenta de pulgones, trips, arañas rojas y huevos de lepidópteros

Macrolophus caliginosus. Es un voraz depredador generalista utilizado en el control de moscas blancas tanto de Bemisia tabaci como Trialeurodes vaporariorum. Siendo abundante y frecuente en numerosas plantas espontáneas y cultivadas de porte herbáceo. Se extiende por el norte de África y Sur de Europa incluidas  Islas Baleares y Canarias.

Amblyseius swirskii. Es una especie presente en las regiones del este Mediterráneo, tales como Israel, Italia, Chipre y Egipto. Es un ácaro depredador que puede encontrarse en numerosos cultivos, entre ellos están los cultivos hortícolas y las plantaciones de cítricos.  En cualquiera de ellos, se muestra como un eficaz depredador de huevos y larvas de mosca blanca (tanto Trialeurodes vaporariorum como Bemisia tabaci). En ausencia de mosca blanca, es un excelente controlador de trips. Su incapacidad para volar le limita su rápida dispersión, puede desplazarse hasta 10 metros en las plantaciones  a través de las hojas que están en contacto.

PARASITOIDES DE LA MOSCA BLANCA

Eretmocerus Mundus.  Es un parasitoide autóctono muy específico y eficaz de la mosca blanca  Bemisia tabaci en una gran variedad de cultivos.   E. mundus es muy eficiente en la búsqueda de sus presas. Parasita todos los estadios larvarios de B.tabaci, aunque prefiere y se reproduce mejor sobre larvas del segundo o tercer estadio. Está considerado el mejor parasitoide de Bemisia debido a:

  • Parasita mayor número de larvas por lo que está indicado como curativo en infestaciones elevadas.
  • Está mejor aclimatado y soporta un rango de temperatura muy amplio trabajando tanto en pleno verano como en invierno.
  • Es más resistente que Encarsia a los fitosanitarios por lo que es más utilizado en los programas de lucha integrada.

Encarsia Formosa. Es un parásito específico y comunmente empleado en el control biológico  de la mosca blanca de los invernaderos.. En nuestros días el parásito puede encontrarse en Europa, Australia y Norteamérica.Las condiciones óptimas para el parasitismo se dan en intervalos de temperatura entre 15 y 30 grados centígrados, luminosidad media y humedad relativa entre 50 y 80 %.