Sulfato de Potasio

  • Fertilizante NPK 0-0-50. Abono plantas de jardín y plantas de acuario. No deja Residuos. Libre de cloro.
  • Ayuda a reducir el nivel de pH en la superficie de la raíz en suelos alcalinos y afectados por sales. Adecuado para áreas con riesgo de salinidad.
  • Aumenta la producción en cultivos, Abono hidrosoluble aporte de de Potasio y Azufre a los cultivos. Mejora la disponibilidad de fósforo, hierro y otros micronutrientes.
  • DOSIS: 0,5/1 g por cada litro de agua. Aplicar cada quince días hasta 4 usos por temporada. Aplicación de agua de riego 2,5/5 g por litro de agua.
  • Estimula el contenido en agua de las células, mejora engorde y calidad del fruto. Mayor conservación de frutas y hortalizas. Contribuye a aportar resistencia a las plantas frente al frío, pues regula la concentración salina de los jugos celulares.

8.9725.90

Entrega en 24/48 h GRATIS

Pedido mínimo 15.00€ 

Composición: Oxido de potasio (K2O) 50% p/p; Azufre (S) 17% p/p; Trióxido de Azufre (SO3) 42% p/p;

CULTIVERS Sulfato de Potasio Fertilizante para Plantas Jardín y Acuario. Abono hidrosoluble aporte de de Potasio y Azufre a los cultivos. Reductor PH en suelos alcalinos. Sulfato Potásico

El sulfato de potasio (K2SO4) es la sal potásica del ácido sulfúrico forma de polvo blanco y soluble en agua. Fertilizante para el cultivo de plantas, especialmente acuáticas, ya que está libre de cloro. Combina dos nutrientes esenciales: el potasio y el azufre, ambos asimilables para las plantas. El alto contenido de potasio y azufre mejora la calidad y aumenta la producción. El potasio mejora el régimen hídrico de las plantas, activa una serie de enzimas que ayudan al metabolismo del nitrógeno. Aumenta el contenido de proteínas y gluten (en cereales) potencia la actividad de fotosíntesis y digestión drenante. Hace que las plantas sean resistentes al estrés y al alojamiento.  El azufre es esencial para la síntesis de proteínas y el funcionamiento de las enzimas.  Compatible con la mayoría de fertilizantes, excepto los de calcio porque da precipitados de Sulfato cálcico, insolubles. Compatible con una gran variedad de otras soluciones de nutrición de cultivos.

Estimula el contenido en agua de las células, mejora  engorde y calidad del fruto. Mayor conservación de frutas y hortalizas.

Contribuye a aportar resistencia a las plantas frente al frío, pues regula la concentración salina de los jugos celulares.

El potasio y el nitrógeno son buenos amigos, por lo que un plan de abonado rico en potasio favorecerá la absorción de nitrógeno.